Inicio » Adaptación al CC » Componentes de la adaptación

Componentes de la adaptación

La adaptación al cambio climático tiene varios componentes: observación, evaluación de impacto y adaptación, planeación, acción, monitoreo, evaluación y gestión del conocimiento.

Observación

La observación de las variables climáticas y no climáticas, socioeconómicas y ambientales apoya la investigación para disminuir los impactos del cambio climático. La Organización Meteorológica Mundial (OMM), el Sistema Mundial de Observación de los Océanos, el Sistema Mundial de Observación Terrestre y el Sistema Mundial de Observación del Clima son las fuentes principales de los datos de observación.

Las actividades de observación para la adaptación las llevan a cabo las partes y los socios del programa de trabajo de Nairobi sobre impactos, vulnerabilidad y adaptación, y en relación con la preparación de los programas nacionales de adaptación (NAPAs).

Evaluación de impacto y adapación

La evaluación de adaptación identifica opciones de adaptación al cambio climático y las pondera en función de su disponibilidad, beneficios, costos, eficacia, eficiencia y viabilidad. Junto con la observación, se requiere una evaluación de los impactos del cambio climático sobre los sistemas naturales (por ejemplo, la productividad agrícola o el abastecimiento de agua) y sobre los sistemas humanos (por ejemplo, el bienestar social o las actividades económicas).

Las partes realizan actividades en relación con la preparación de los programas nacionales de adaptación (NAPAs) bajo el Marco de Adaptación de Cancún. Las partes y los socios del Programa de Trabajo de Nairobi sobre efectos, vulnerabilidad y adaptación también colaboran en las actividades de evaluación, como se destaca en sus compromisos de acción.

Planificación, implementación, monitoreo y evaluación

En virtud de la CMNUCC, se han establecido varios procesos para apoyar los esfuerzosa de las partes. Los NAPAs permiten a los países menos adelantados identificar y priorizar sus necesidades inmediatas en materia de adaptación a los efectos adversos del cambio climático.

El Marco de Adaptación de Cancún apoya la planificación y prioriza las acciones de adaptación en dos áreas principales: apoyo a los países menos adelantados en la formulación y ejecución de sus planes nacionales de adaptación, y programas de trabajo para hacer frente a las pérdidas y daños asociados al cambio climático en países en desarrollo particularmente vulnerables.

Dada la complejidad y la naturaleza a largo plazo del cambio climático, es esencial el diseño de la adaptación como un proceso continuo y flexible, que incluya retroalimentación a través del monitoreo y evaluación. La implementación de medidas de adaptación se debe monitorear, evaluar y revisar con regularidad, en cuanto a la validez de los supuestos científicos, así como a la pertinencia de los proyectos, políticas y programas, incluyendo su eficacia, eficiencia y utilidad general.

Gestión del conocimiento y participación

La participación efectiva de las partes interesadas y la gestión del conocimiento para la adaptación es vital en todas las actividades de adaptación, en cada etapa del proceso. Bajo el Marco de Adaptación de Cancún, se invita a las organizaciones multilaterales, internacionales, regionales y nacionales pertinentes, así como a los sectores público y privado, y a la sociedad civil a llevar a cabo y apoyar el mejoramiento de las acciones sobre la adaptación. El Programa de Trabajo de Nairobi ofrece una plataforma para la colaboración en actividades de adaptación en diferentes sectores, niveles y regiones, así como la gestión del conocimiento en materia de adaptación.


Adaptación al cambio climático: visión general ——>


Anuncios